Combate los problemas gastrointestinales del verano

Combate los problemas gastrointestinales del verano

Evitar los trastornos gastrointestinales este verano puede ser sencillo si nos anticipamos a los problemas llevando encima un pequeño botiquín con productos naturales. Estos pueden ayudar a mantener el equilibrio de nuestro estómago e intestino, sobre todo, en aquellos casos recurrentes o crónicos.

Evitaremos, de esta manera, que problemas como la diarrea, el estreñimiento o la acidez, acaben destrozando los planes para nuestras vacaciones de verano, y dificulten la diversión y el relax sin preocupaciones. 

Te contamos cuáles son los problemas más frecuentes, qué productos pueden combatirlos y te ofrecemos, además, algunos consejos para prevenirlos. 

Cambios en los hábitos intestinales

A lo largo de todo el año, sometemos a nuestro cuerpo a numerosos cambios en los hábitos intestinales, por ejemplo, durante la época navideña, las pascuas o cualquier fiesta donde la tradición conlleve comer en exceso. Y también durante las vacaciones de verano. 

En verano, esta variación brusca en el cambio de dieta, que viene acompañada de excursiones, muchas horas expuestos al sol, alimentos y bebidas exóticas, etc., puede producir uno de los problemas más habituales y molestos a corto plazo: la temida diarrea del viajero. Sabemos lo incómodo que resulta necesitar ir al baño constantemente, además del malestar que causa si añadimos la complicación de estar de viaje.

Si estás en esta situación, es recomendable seguir un tratamiento adecuado y LenoDiar es perfecto para esta ocasión. A diferencia de otros productos, se puede tomar aunque la diarrea esté causada por un virus. Está disponible tanto para niños como para adultos y es capaz de reducir las evacuaciones diarreicas, y normalizar la consistencia de las heces, favoreciendo el equilibrio de las funciones intestinales, sin provocar estreñimiento.

problemas-gastrointestinales-verano

Por el contrario, otro problema es el estreñimiento, que puede no ser tan problemático en un primer momento, pero que cuando pasan varios días puede hacer que la persona se sienta mal, pesada y muy incómoda.

El uso de microenemas, como Melilax, alivia de forma inmediata, protegiendo y respetando la mucosa rectal cuando el problema se reduce a la evacuación intestinal (también cuenta con una versión para niños y otra para adultos). Sin embargo, si no existe presencia de sensación de evacuación, existen métodos para favorecer el tránsito intestinal, como el Roha Max en comprimidos, que puede ser muy efectivo gracias al sen, un muy buen laxante natural.

problemas-gastrointestinales-verano
problemas-gastrointestinales-verano

Con estos tratamientos naturales se alivian este tipo de problemas y se consigue que la persona pueda tener unas vacaciones mucho más relajadas.                       

Comidas de verano y malestar estomacal ocasional

Con la llegada del calor y las vacaciones es frecuente comer fuera de casa y, además, tomar alimentos que no son los habituales. Las frituras en los bares, las comidas con exceso de picante o abusar de alimentos calóricos pueden producir ardor, acidez estomacal, o incluso reflujo.

Tratamientos naturales como Neobianacid acidez y reflujo imitan la mucosa del estómago, protegiéndolo, ayudando a regular esta situación y a conseguir que la sobremesa sea tan relajada y agradable como se esperaba.

Comportamientos que evitan problemas intestinales en verano

Todos sabemos que hay ciertos comportamientos que pueden ayudarnos a evitar problemas intestinales. Por ejemplo, cuando realizamos un viaje de carácter internacional, se recomienda no consumir agua más que en botella por los posibles cambios de los niveles de cloro, que pueden afectar al estómago. Pero no es el único consejo a seguir:

-No comas ni bebas productos de vendedores ambulantes en playas: En muchas playas turísticas se ha puesto de moda que los vendedores ambulantes ofrezcan bebidas frías, fruta cortada o incluso copas ya preparadas. Pero todos estos alimentos no tienen la más mínima garantía de higiene. Incluso las latas y los botellines pueden haber estado en cualquier lugar antes de ser vendidos, por lo que deberían ser totalmente desinfectados antes de tomarse y, la fruta y bebidas preparadas, descartadas por completo.

-Cuidado con lo que pides en los chiringuitos: Hay determinados alimentos que en verano resultan muy apetitosos como la ensaladilla. Pero consumir en un chiringuito algo que lleve mayonesa es arriesgado incluso si se trata de un local con una gran higiene. Este tipo de salsas, los productos que llevan huevo y los lácteos son los que tienen más riesgo de estropearse y de acabar causando un problema estomacal, que puede llegar a arruinarte las vacaciones. Evita esto y cíñete a platos más seguros.

-Reduce tus comidas fuera de casa: Comer fuera es agradable, es divertido y forma parte de nuestras costumbres sociales. En vacaciones no queremos cocinar y por eso lo hacemos con más frecuencia. Pero es recomendable evitar hacerlo en exceso si se tienen problemas digestivos ya que aumentan las posibilidades de tener molestias. Alternar comidas caseras suaves y ligeras con otras realizadas fuera de casa ayudará a que el estómago no se sobrecargue.

-Refuerza tu flora intestinal antes de viajar: Una flora intestinal fuerte es fundamental para viajar con el menor riesgo de sufrir problemas intestinales. ProFaes4 es un probiótico que mejorará tu digestión y tu bienestar intestinal. También puedes utilizarlo en caso de sufrir diarreas durante el verano para recuperarte lo antes posible.

Combate los trastornos intestinales este verano gracias a estos consejos y verás cómo tus vacaciones son mucho más agradables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.